Chistes graciosos para niños

Hacer chistes graciosos para niños, algunas veces puede resultar un poco difícil. ¿Por qué?

Porque hacer reír a algunos niños o mantenerlos atentos, es una tarea que requiere un buen desempeño.

Pero, ¿Cómo lograrlo? Hay un secreto que debes saber y con el cual podrás encontrar una buena solución.

El humor de los niños proviene del humor que ven a su alrededor, por lo tanto, el de sus padres, su familia, sus personas más cercanas. Y desde muy pequeños comienzan a desarrollar ciertos comportamientos que vienen justo de lo que los rodea.

También, es muy importante saber que, generalmente, su humor y sus motivos de risas, provienen de las cosas más simples.

¡Eso quiere decir que no hay que esforzarse tanto!

Para que puedas entenderlo y luego ponerlo en práctica, te dejamos algunas ideas que podrán inspirarte.

 

¿Qué son los chistes?

Explicado de una manera simple, los chistes son pequeñas historias reales o imaginadas que se cuentan a través de palabras escritas o habladas y que funcionan para provocar risa en quien lo lee o lo escucha.

Pueden estar compuestos por juegos de palabras o anécdotas cortas y relacionarse con alguna ironía o algo que puede parecer absurdo.

¿Cómo lograr hacer chistes graciosos para niños?
Teniendo en cuenta que el humor de los niños es bastante simple y relacionado con el de las personas que los rodean, todo se facilita muchísimo.
Sólo tendrás que tomar alguna anécdota particular, dotarla de algo de ocurrencia y jocosidad, contarla de manera graciosa y harás reír a los niños.
Hay diversidad de temas sobre los cuales puedes hacerlos:

  • Animales.
  • Personas.
  • Profesiones.
  • Deportes.
  • Escuela.
  • Otros familiares.

Entre muchos otros.
Y para que los niños puedan reconocer los chistes, es importante ir desarrollando su humor desde que son pequeños.
Este se puede ir estimulando de manera progresiva; con cosquillas, con chistes, entre otros.
Recuerda que es importante adaptar los chistes a la edad de los niños; de esa manera, podrán realmente comprenderlos y finalmente reírse con ellos.
Algunos chistes graciosos para niños
Te dejamos algunos ejemplos para que te inspires o par que sencillamente los memorices y se los digas a un niño:

 

  1. ¿Qué le dice un jaguar a otro jaguar?
    – ¡Jaguar yu!
  2. ¿Qué le dice un semáforo a otro?
    – No me mires, que me estoy cambiando.
  3. ¿Cuál es el último animal que se subió al arca de Noé?
    – El del-fín
  4. ¿Cómo se dice pelo sucio en chino?
    – Chin chan pú
  5. ¿Por qué las focas miran siempre hacia arriba?
    – Porque ahí están los focos.
  6. ¿Cuál es el colmo de Aladdín?
    – Tener mal genio.
  7. Un pez le pregunta a otro pez: ¿Qué hace tu mamá?
    – El otro le contesta: Nada ¿y la tuya?
    – A lo que él contesta: Nada también.
  8. ¿Qué le dice un gusano a otro gusano?
    – Voy a darle una vuelta a la manzana.
  9. Hoy he soñado que ganaba 200 millones como mi padre.
    – ¿¿¿Tu padre gana 200 millones???
    – No, también lo sueña.

1. En el cole la profesora pregunta:
– María, dime un apalabra que tenga muchas “o”.
Y María responde:
– Goloso, profe.
– Muy bien, María. Ahora tú Jaimito.
El niño se queda pensando y dice…
– Goooooooooooooooooooool.

2. Un gato caminaba por un tejado maullando:
– ¡Miau, miau!
En eso se le acerca otro gato:
– ¡Guau, guau!
Entonces el primer gato le dice:
– Oye, ¿por qué ladras si tú eres gato?
Y el otro le contesta:
– ¿Es que uno no puede aprender idiomas?

3. Jaimito llega de jugar al fútbol y está súper contento. Y le dice a su padre:
– ¡¡Papá, papá, jugué el mejor partido de mi vida!! ¡¡Marqué tres goles!!
– Qué bien Jaimito. ¿¿Y cómo quedasteis??
– Pues perdimos 2 a 1.

4. Un niño le dice a otro:
– ¿Te gustan mis gafas? Son nuevas.
– Pues la verdad es que no mucho.
– Son progresivas.
– Ah bueno, entonces ya me irán gustando.

5. La madre de Jaimito está hablando con una amiga y le dice:
– Pues a mi hijo Jaimito le gusta mucho bailar y cantar y de mayor quiere dedicarse a una de esas dos cosas, pero no sabe cuál elegir.
A lo que la amiga le contesta:
– Pues yo creo que debería elegir el baile.
– ¿Por qué? ¿Le viste bailar?
– No, ¡¡pero le he oído cantar!!!

6. Un niño llega al parque, se le acerca un amigo y le dice:
– ¡¡Tienes puesto un zapato marrón y otro negro!!
Y el niño le contesta:
– Y eso no es nada, en mi casa tengo otro par igualito.

7. Hoy he soñado que ganaba 200 millones como mi padre.
– ¿¿¿Tu padre gana 200 millones???
– No, también lo sueña.

8. La maestra:
– Jaimito, si en esta mano tengo 8 naranjas y en esta otra 6 naranjas. ¿Qué tengo?
– Unas manos enormes, maestra.

9. Entra un niño en una farmacia y dice:
– Quiero unas gafas.
El farmacéutico le pregunta:
– ¿Para el sol?
Y el niño responde:
– ¡No! ¡Para mí!

10. Dos ovejas juegan al fútbol, una de ellas lanza muy lejos el balón y la otra oveja le dice:
– Veeeeeee
Y la otra contesta:
– Veeeeeee tú.

11. Un niño pregunta a su padre:
– Papá, ¿qué me vas a regalar cuando cumpla 18 años?
El padre señala un coche rojo increíble que hay aparcado y le dice:
– ¿Ves ese coche de allí?
El niño emocionado le contesta:
– ¡¡Sí!!
Entonces el padre le dice:
– Pues una camiseta del mismo color.

12. Dos amigos van por la calle y uno le pregunta al otro:
– ¿Qué hora es?
– Son las doce.
– Ufff, qué tarde.
– Pues haberme preguntado antes.

13. Dos niños conversan después de terminar un examen:
– Oye, ¿qué tal te ha salido?
– Fatal, lo he dejado en blanco. ¿Y a ti?
– ¡Noooo! ¡Yo también! ¡Van a pensar que nos hemos copiado!

14. Un niño muy creído le dice a su padre:
– Papá, cuando sea mayor quiero ser como tú.
– ¿Por qué, hijo mío?
– ¡Para tener un hijo como yo!

15. Dos niños conversan tras terminar un examen:
– Oye, ¿qué tal te ha salido?
– Fatal, lo he dejado en blanco. ¿Y a ti?
– ¡Noooo! ¡Yo también! ¡Van a pensar que nos hemos copiado!

16. ¡Mamá, mamá, he sacado un 10!
– ¡Ah, sí! ¿En qué asignatura?
– Pues… un 3 en Matemáticas, un 2 en Lengua, un 3 en Inglés y un 2 en Geografía.

17. Mamá, mamá, ¡cuéntame un chiste!
– No, hijo, mejor ayúdame a fregar los platos sucios, ¿vale?
– JA, JA, JA, JA, JA. ¡QUÉ BUENO!

18. Mamá, ¿hay gelatina?
– Pues hijo, que yo sepa nada más que existe la “I latina” pero la “G latina” no sé.

19. La maestra le pregunta a Jaimito:
– ¿Jaimito, cómo te imaginas el colegio ideal?
– Cerrado maestra, cerrado.

20. El profesor le pregunta a Jaimito:
– ¿Cómo suena la M con la A?
– Ma.
– Muy bien. Y si le colocas una tilde, ¿cómo suena?
– Matilde.

21. El profesor le pregunta a Jaimito:
– Jaimito, ¿cómo mató David a Goliat?
– Con una moto.
– Será con una honda.
– ¡Ahhh, haber dicho que quería saber la marca!

22. ¿Cuál es el colmo de una persona bajita?
Que la policía la detenga por la calle gritando:
– ¡ALTO!

23. Una niña que estaba haciendo sus deberes le pregunta a su padre:
– Papá, ¿cómo se escribe “campana”?
– Pues como suena.
– ¿Entonces escribo “tolón, tolón”?

24. ¡Mamá, mamá! ¿Qué tienes en la barriga?
– Un bebé
– ¿Y lo quieres?
– ¡Claro que si Jaimito!
– Entonces, ¿por qué te lo comiste?

25. A Pepito le regalaron una bicicleta y salió a probarla:
– ¡Mira mamá! ¡Sin una mano!
Después de unos minutos:
– ¡Mira mamá! ¡Sin ambas manos!
Cuando pasó de nuevo junto a su madre exclama:
– ¡Mira mamá! ¡Sin dientes!

26. Mamá, mamá, en la colegio me llaman policía.
– ¿Por qué?
– ¡Calla! ¡Aquí soy yo el que hace las preguntas!

27. Una maestra pregunta en clases:
– Pedrito, ¿qué planeta va después de Marte?
– Miércoles

28. Doctor me siento mal. El médico se acerca y dice:
– ¡Pues entonces siéntese bien!

29. La profesora le pregunta a Jaimito:
– ¿Qué ocurrió en 1.812?
– Yo qué sé, profesora, si ni siquiera había nacido.

30. Maestra, ¿me castigaría usted por algo que no hice?
– No Pepito, ¡por supuesto que no!
– ¡Qué alivio!, porque no hice la tarea de hoy.