Chistes Malos

Decía Aristóteles que la risa es un ejercicio apreciado para la salud. Y tanto. Reír produce provecho tan saludables para el organismo como una optimización de la aptitud circulatoria y respiratoria, de esta forma como progresos neurológicos y fisiológicos. Además, con la generación de endorfinas se calma la ansiedad, el estrés y incrementa la seguridad en uno mismo. Para ayudar a todo ello, nada superior que una lista de chistes pésimos cortos que le van a hacer, por lo menos, esbozar una sonrisa.