Chistes de parejas: Risas para fortalecer la relación

En el mundo del humor, los chistes de parejas ocupan un lugar especial. La vida en pareja está llena de momentos divertidos y desafiantes que pueden dar lugar a situaciones cómicas. En este artículo, exploraremos los mejores chistes de parejas que harán que te rías a carcajadas. Desde las diferencias de género hasta las peculiaridades de la convivencia, estos chistes son una forma perfecta de aliviar el estrés y fortalecer la conexión con tu ser querido.

 

¿Por qué los chistes de parejas son tan populares?

Los chistes de parejas son populares por una razón: ¡todos pueden relacionarse con ellos! Ya sea que estés casado, comprometido o simplemente saliendo, seguro has experimentado algunas de las situaciones cómicas que estos chistes representan. La risa es una excelente manera de unir a las parejas y superar los obstáculos juntos.

 

Chistes de género

Diferencias en la comunicación

Las diferencias de comunicación entre hombres y mujeres siempre han sido una fuente inagotable de humor. Por ejemplo:

  • H2: ¿Cómo pides direcciones?
  • H2: ¿Qué significa “cinco minutos”?
  • H2: La capacidad de los hombres para escuchar.

Compras en pareja

Las compras en pareja pueden ser una experiencia única. Aquí hay algunos chistes al respecto:

  • H2: El laberinto de los centros comerciales.
  • H2: El dilema del probador.
  • H2: La “lista corta” de compras.

 

Chistes sobre la convivencia

Peleas domésticas

Las discusiones en el hogar pueden ser el escenario perfecto para chistes sobre la convivencia:

  • H2: El misterio de los calcetines desparejados.
  • H2: La guerra del termostato.
  • H2: El misterio del rollo de papel higiénico.
Chistes de parejas

Ronquidos y noches en vela

Los problemas de sueño son comunes en las parejas. Estos chistes te harán reír:

  • H2: El duelo de ronquidos.
  • H2: La batalla por las sábanas.
  • H2: Los despertares nocturnos.

 

Chistes sobre el romance

Aniversarios y regalos

El romance también puede ser objeto de risas:

  • H2: El regalo inolvidable.
  • H2: Aniversarios olvidados.
  • H2: El arte de dar flores.

El sentido del humor en la relación

El sentido del humor es crucial en cualquier relación. Aquí hay algunos chistes al respecto:

  • H2: El poder de una sonrisa.
  • H2: El chiste interno de la pareja.
  • H2: Hacer reír a tu pareja.

 

Consejos para compartir chistes de parejas

Para disfrutar al máximo de los chistes de parejas, ten en cuenta estos consejos:

  • Utiliza el humor con amor.
  • No te tomes demasiado en serio.
  • Aprende a reírte de ti mismo.
  • Comparte momentos de risa juntos.
  • No uses el humor para herir o criticar.

Los chistes de parejas son una forma divertida y saludable de fortalecer la relación con tu ser querido. La risa puede unir a las parejas y hacer que los desafíos de la vida sean más llevaderos. Así que la próxima vez que te encuentres en una situación cómica con tu pareja, ¡no dudes en compartir un buen chiste!

  1. ¿Cuál es el chiste de parejas más popular?

    • El chiste más popular suele ser aquel que todos pueden relacionar con su propia experiencia en una relación.
  2. ¿Es importante tener el mismo sentido del humor en una relación?

    • No es necesario tener el mismo sentido del humor, pero es importante que ambos puedan disfrutar juntos de momentos de risa.
  3. ¿Los chistes de parejas pueden ayudar a resolver problemas en una relación?

    • Sí, el humor puede ayudar a aliviar la tensión y afrontar los problemas de manera más positiva.
  4. ¿Cuál es la clave para contar un buen chiste de parejas?

    • La clave está en la empatía y la delicadeza. El humor debe unir, no dividir.
  5. ¿Cuál es tu chiste de pareja favorito?

    • Mi chiste de pareja favorito es aquel que me hace reír junto a mi ser querido, fortaleciendo nuestra conexión,
Chistes de parejas

Chistes

01. Camarero, para mi una pasta boloñesa y para mi mujer una pizza con tomate, mozzarella, hojas de albahaca fresca, alcachofas, anchoas, cinco aceitunas negras y tres champiñones cortados en taquitos… -¿Una caprichosa? -Si, me tiene hasta los huevos…
 
02. Llama la mujer al marido… -¡Cariño! ¡Se me ha calentado el coche! ¿Qué hago? -Dile que te duele la cabeza.
 
03. Doctor mi hijo tiene ya 3 meses y no abre los ojos ¿qué le pasa? -Vamos a ver… el niño está bien… ¿le puedo hacer unas preguntas? -Si, claro… -¿Su mujer es de aquí de Madrid? -Si… -¿Y a qué se dedica? -Pues lleva 10 años trabajando en un restaurante chino… -Entonces el que tiene que abrir los ojos eres tu!
 
04. Esto era hombre con tan mala suerte, que compró una muñeca Vudú para pinchar a su exmujer y le curó el lumbago.
 
05. Cariño, estaré aquí cuando salgas del quirófano… -No me agobies ya.
 
06. Cariño, hoy Gasol ha cogido dieciséis rebotes… como tú! -Gilipollas… -Dieeeeecisiete!
 
07. Manolo, no me ha venido la regla. – Ya te dije que no encargaras el material escolar en esa librería. – Vaya, parece que los dos tenemos un retraso…
 
08. Estaba una mujer en cama con su amante y aparece el marido… -Qué coño esta pasando aquí? -Ves, ya te dije que era tonto…
 
09. Velas!? Qué romántico, qué celebramos? -Nos cortaron la luz.
 
10. Cariño, tener un pito pequeño no es tan grave. -No sé Mari Carmen, preferiría que no lo tuvieras…
 
11. Papá, tu te casaste por la iglesia o por el juzgado? -Por pendejo!
 
12. Antes mi novia me tocaba de arriba a abajo. Ahora que nos casamos solo me toca los bolsillos para encontrar la cartera!
 
13. Estaba Manolo en el sofá, con su móvil cuando de repente levantó la vista y se fijó en su mujer. Se quedó pensando y dijo: -Amor, me gustaría pasar más tiempo contigo. ¿Me aceptas como amigo en Facebook?¿Me sigues en Twitter?
 
14. Manolo, estuve pensando que tal vez sea mejor donar todo el armario. -¿Lo qué, tu ropa? -Claro, es mejor que la tengan allí donde necesiten y no tienen ni para comer. -A ver cielo, quien se pueda poner tu ropa… no se está muriendo de hambre.
 
15. Esto era una pareja que iba caminando, cuando se cruzan con una muchacha y él dice: ¡Hola Linda! La novia ya estaba fuera de sí, pide explicaciones y él dice: -Pero cielo, ella se llama así… -Mira eso me da igual, a partir de ahora la llamas por el apellido
 
16. Hola guapa, ¿qué tal? -Bien, ¿tú? ¿a qué te dedicas? -Soy rockero. -¡Guau! ¡Qué interesante! ¿Eres el cantante o qué tocas? -No me has entendido, pico piedra.
 
17. El marido le dice a su esposa: -Salgo a tirar la basura, ¿quieres venir? -¿A tirar la basura? ¡No, vaya un aburrimiento! -Vale, vale… ¡como siempre dices que no salimos!
 
18. Suena el teléfono en casa de los López. La señora López descuelga y exclama: -No… no… noooo, ¡no me lo digas!, no puede ser… es increíble… Guarda silencio un instante, escucha y vuelve a decir: -Oh, no… noooo, ¡no me lo digas!, no puede ser… es increíble… Y al fin cuelga. El señor López, intrigado, le pregunta -¿Qué ha pasado? Y la señora López le responde: -¡¡¡No lo sé, al final no me lo ha dicho!!!
 
19. Por la mañana, una mujer se levanta de la cama, despierta a su marido y le dice: -Querido, he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un collar de diamantes por mi cumpleaños. ¿Qué crees que puede significar? -Lo sabrás el día de tu cumpleaños -le responde, enigmático, el marido. Llega el día del aniversario de la mujer, y el marido entra en casa con un paquete. La mujer, emocionada, se lo arranca de las manos, rasga el papel, abre la caja a toda prisa y en su interior encuentra… ¡un libro titulado El significado de los sueños!
 
20. A su regreso de un largo viaje, un señor le pregunta a su esposa: -Querida, ¿diste de comer a los peces de colores? -Sí -responda ella-… Pero, ahora que lo pienso… ¡se me olvidó darles de beber!
 
21. De vuelta a casa se encuentra con la vecina de enfrente un tanto pensativa en frente a su casa: -¿Pasa algo María? -Bueno sí. Hace un rato salió Manolo a comprar patatas y pollo, pero me han llamado del hospital que parece se que lo han atropellado. -Vaya, lo siento ¿y que vas a hacer ahora? -Supongo que haré macarrones.
 
22. Una mujer le pregunta a su marido: -¿Qué te ha dicho el médico cuando le has explicado que tienes pérdidas de memoria? -¡Me ha dicho que pague por adelantado!
 
23. Una mujer le dice a su marido: -Fíjate en José, nuestro vecino; siempre que entra o sale de casa le da un beso a su esposa. ¿Podrías hacerlo tú también? -Como quieras, pero no sé si a José le hará mucha gracia.
 
24. Eran 2 chiquillas que cuchicheaban: -Anita, ¿recuerdas a Pedro, el moreno guapo del otro día? -Sí. -Me ha regalado esta rosa y me dijo que vendrá a verme cuando le caigan los pétalos. -Oh, que romántico. Entonces, ¿por qué tan triste? -Es de plástico.
 
25. Estaba la parejita en un banco, un tanto apartado y bajo la luz de la luna. Un perfecto momento romántico en el cual ella dice: -Oh Antonio, ¿no crees que mis ojos brillan como estrellas? -Sí, mi amor. -Dime Antonio, ¿no te parecen mis cabellos como rayos de luna? -Pues sí, cariño. -Dime Antonio, ¿no te parece mi boca como una linda rosa recién abierta? -Claro que sí, amor… -Oh, Antonio… ¡Tú si que sabes decirme cosas bonitas!
 
26. Hola, muy buenos días, ¿tiene tarjetas para San Valentín? -Sí. -¿Tiene alguna que ponga para mi único y verdadero amor? -No, pero se la hacemos en un minuto. -Bien, hágame 8.
 
27. ¡Elisa, te quiero, concédeme tu mano! -Yo también te quiero, pero ¡necesito las dos!
 
28. Un chico quiere casarse con una joven heredera, rica y de buena familia. -Señorita, estoy locamente enamorado de usted. -¿En qué trabaja? -Soy empleado de banca. -¿Ah sí? ¿Y cuánto gana? -Cobro setecientos euros al mes. -Por favor, si con eso no me alcanza ni para comprar jabón -Vaya, no sabía que fuera usted tan sucia.
 
29. El marido estaba engordando, echando tripilla y ella pidió consejo acerca de como hacer que empeorara. La amiga le dijo que lo mandara a hacer abdominales. El marido no estaba mucho por la labor así que se le ocurrió ponerle el mando de la tele entre sus pies.
 
30. Eran dos amigos que no se veían en 20 años y van en un tren con sus mujeres y tras tomar unas copas deciden intercambiar las parejas. Al día siguiente: -¿Qué tal con mi mujer? -Muy bien, ¿y tu con la mía? -Bueno, no te ofendas, es un poco fría. -Claro, la llevamos a enterrar a Zaragoza.
 
31. Manolo, hoy me topé con un hombre que me ha dicho de todo, que nada más me vio empezó a despotricar, insultarme, que si borracha y no se que más. -¿Dónde ocurrió eso, dónde te lo topaste? -Pues en la calle Juan Florez, iba en el coche, lo atropellé y luego paso eso.
 
32. Manolo, ¿qué dia hace hoy? -Ni idea Manuela, con tanta niebla no veo nada.
 
33. Era una pareja de chicos que salieron y a la vuelta él la deja en el portal de casa: -Ana, que llevamos muchos días ya, ¿me das un beso en la boca? -No. -No seas mala, ¿por qué no? -Luego quieres mas y yo hasta que nos casemos nada. Así discutieron un buen rato hasta que se escucha una voz al lado: -A ver Ana, dale un beso ya y que se vaya ese gamberro, o que al menos deje de apoyarse en el botón del telefonillo.
 
34. La mujer finalmente se puso a dieta y se lo anunció a su marido. Dijo este: -¿Ah sí, y cuanto has perdido ya? -Una semana.
 
35. El sabio respondía a las preguntas acerca de las relaciones extraconyugales por parte del aprendiz: ¿En qué se diferencia una amante de una esposa? El sabio fue rotundo: 20 kilos. ¿Cuál es la diferencia entre un amante y un marido? La diferencia no es de peso sino de tiempo: 20 minutos. ¿Cuál es el problema de tener esposa y amante? También tienes dos suegras. Está claro que se parecen las suegras a los terroristas, pero ¿en qué se distinguen? Con los terroristas se puede negociar.
 
36. Hombre Manolo, ¿cuánto tiempo? Me dijeron que te habías casado. -Sí, sí, ya ves, que cosas… -Entonces, ¿qué tal es eso del matrimonio? Nunca te había imaginado en ese papel jaja -Bueno, a decir verdad en el inicio está bien, pero lo complicado viene luego, justo cuando sales de la iglesia.
 
37. Era un tío que se murió y en la esquela la mujer puso que de gonorrea. Un amigo de la familia le pregunta: -Pero Rosa, Paco murió de diarrea no de gonorrea. -Ya… pero prefiero recordarlo así, como un gran amante y no como la mierda en que se convirtió.
 
38. Era un tío muy muy feo en una agencia matrimonial. -Quería una mujer que fuera guapa, rica y de buena familia. -Oiga señor, permítame que mujeres así hay pocas y además en tal caso sería una imbécil si se fuera con usted. -Bueno, ese detalle me trae sin cuidado.
 
39. Jorge y Pedro se conocían del bar y un día salieron a la calle a fumar juntos. Estaban hablando cuando de repente Jorge dice: -Caramba, lo que me faltaba, ahí vienen mi mujer y mi amante juntas. Pedro todo alucinado dice: -Justo yo iba a decir lo mismo…
 
40. El matrimonio cenando tranquilamente cuando ella dice: -Pepe, he oído que el cura que nos casó ha fallecido. Pepe la mira fijamente y dice: -El que la hace la paga.
 
41. Era una pareja de españoles que va a Nueva York, y donde el marido hablaba el inglés y ella no. En la aduana el empleado les pregunta: -Buenos días y bienvenidos. ¿Podrían entregarme la documentación? La mujer que no entendía nada pregunta: -Mi amor, ¿qué ha dicho? -Me ha pedido los papeles. -¿Tienen algo que declarar? -No, absolutamente nada. La mujer pregunta y el marido le traduce algo molesto. -¿De dónde vienen ustedes? -Somos españoles. La mujer: -Cariño, ¿qué ha dicho? -Pregunta de donde venimos. -¡España! Yo estuve unos días allí hace tiempo. Magnífico país, con muy buen clima y rica comida. Conocí a una mujer insoportable, no me dejaba en paz, muy pesada, me interrumpía, hablaba y hablaba y en la cama fatal. -¿Qué ha dicho cielo? -Dice que te conoce.
 
42. Era San Valentín y la pareja de ancianos estaba en la cama. -Antes cuando me enamorabas siempre me cogías la mano. El hombre le coge la mano. -Entonces era cuando me besabas. El hombre un poco perezoso le da un beso en la mejilla y se acomodó para dormirse. -Luego tú me mordías el cuello. Va el hombre y se levanta de la cama medio enfadado. -¿A dónde vas? -¡A buscar los dientes!
 
43. Verás Puri. La semana pasada me lié con un hombre maravilloso. -Ah sí, ¿y quién es? -No lo conoces. Ayer lo conocí en un restaurante y me lo llevé para mi casa. -Oh, ¿y cómo fue? -Pues mira, bien y mal. Bien por todo pero, pero luego me contó que era el marido de una amiga mía y eso me angustió. Incluso voy a terapia. -¿Para sacártelo de la cabeza? -No, para que no me angustie cuando viene a verme.
 
44. Era un matrimonio ya bastante mayor, que habían durado pero nunca se entendieron muy bien, al menos en la cama. -Oye María, cuando mueras me encargaré que te pongan en la tumba: Aquí yace María, siempre fría. -Te morirás tu primero ¿y sabes lo que pondré yo en la tuya?: Aquí yace Juan, tieso y duro como nunca.
 
45. Era una pareja que se fue de luna de miel en tren. Iban sentados uno en frente a otro y pasan el túnel. Al terminar él se le acerca y le susurra: -Sí supiera que era tan largo el túnel te haría de todo aquí mismo. -¿Cómo dices? ¿Entonce no has sido tú el que me estuvo tocando?
 
46. Era un marido un poco rata y borracho que andaba sin blanca y llega temprano a casa. Entra y se encuentra en su cama a un tipo con su mujer. -¿Y este quién es? -Hola Manolo, lamento que te enteres así pero bueno, tarde o temprano tenías que saberlo. Este tipo es el que nos paga las facturas. -¿Ah sí? Entonces tápalo que no le coja el frío, tápalo.
 
47. Un hombre le pregunta a su amigo: -¿Tú cuando haces el amor hablas con tu mujer? -Hombre… si me llama por teléfono…
 
48. Una pareja haciendo el 69 y de repente dice el chico… -¡Anda!, el arzobispo de Toledo se ha muerto. -¡Joder Pepe! a qué viene ahora esa chorrada. Tú y tu manía de limpiar eso con el periódico.
 
49. Un matrimonio en el médico. -Mire Vd. Doctor, que tenemos unos problemitas sexuales que nos gustaría que vs. nos arreglara. -Muy bien, pero quiero hablar con vds. por separado. Le toca el primer turno a la mujer y el médico le pregunta: -¿Tienen vs. orgasmos? La mujer se levanta presurosa, abre la puerta, se asoma a la sala de espera y le pregunta al marido: -Manolo, ¿nosotros qué tenemos, orgasmos o Adeslas?
 
50. En pleno acto sexual una viejita le dice a su marido: -¡Pareces un teléfono móvil! El viejo orgulloso dice: ¿Vibro mucho? -No, al entrar al túnel se te cae la señal…
 
51. Unos recién casados van al hotel el Lunes y pasa el Martes, el Miércoles, el Jueves… y al final salen de la habitación. La mujer va toda satisfecha y el hombre sale con unas ojeres increíbles y tambaleándose. Van al restaurante del hotel y el camarero le pregunta a la mujer: -¿Qué va a pedir la señora? -Mi marido sabe lo que me gusta. Y dice el marido: -¿Pero antes me dejarás comer un poco, no?
 
52. Se encuentran dos avaros y uno le dice a otro: -Oye, ¿has perdido tu anillo de casado? -¡Qué va! Es que esta semana le toca llevarlo a mi mujer.
 
53. Moncho, el marido gruñón, le dice a su mujer, Remedios: -Voy a comprarle una bicicleta al niño, para que deje de hacer tonterías. -¿Y tú crees que con una bicicleta dejará de hacer tonterías? -No, pero las hará más lejos.
 
54. Un caníbal le dice a su mujer: -Te querré toda la vida. -¿seguro? -Bueno… Hasta que tenga hambre.
 
55. Moncho, el marido gruñón, le dice a su abogado: -Quiero separarme de Remedios. -¿Por qué? -Porque lleva diez años tirándome la sartén a la cabeza. -¿Y por qué te quieres separar de ella ahora? -Porque cada vez tiene más puntería.
 
56. Moncho, el marido gruñón, le dice a su mujer, Remedios: -Nena, es increíble que no hayamos estado nunca de acuerdo en nada, desde que nos casamos hace cuarenta y tres años. -Cuarenta y cuatro, querido.
 
57. Una pareja va de vacaciones a Roma, y el marido pregunta en la recepción del hotel el horario de las comidas: -Mire, el desayuno lo servimos de siete a once de la mañana. La comida, desde las doce del mediodía hasta las cuatro de la tarde; y la cena, de seis de la tarde a doce de la noche. Y el marido le dice a su mujer: -Cariño, no nos va a quedar tiempo para ver la ciudad.
 
58. Un matrimonio se está peleando y la mujer le pide el divorcio al marido: -Yo me quedo con la casa y con el niño. -¿Y eso por qué? -pregunta el marido. -Pues porque es mío, lo llevé en mi vientre. -¡Pero si tampoco es tuyo! -contesta el marido. -Ah, ¿no? ¿Y quién lo parió? -No sé… ¿Recuerdas el día que nació, estando en la maternidad, que se ensució y me dijiste que lo cambiara? -Sí… -Pues eso hice… ¡Lo cambié!
 
59. Le dice una amiga a otra por teléfono: -Mi marido quiere que demos la vuelta al mundo, pero yo preferiría ir a otro sitio.
 
60. Un hombre le dice a una chica: -No entiendo qué razón encuentras para no casarte conmigo. -¿Ni mirándote al espejo?
 
61. Le dice una mujer a su marido: -Moncho, ¿por qué no riegas el jardín? -Porque está lloviendo a cántaros. -Pues coge un paraguas, so tonto.
 
62. Le dice un campesino muy despistado a su mujer: -Paquita, ¿cómo me ves mejor? ¿Sin sombrero o sin boina?
 
63. Le dice Remedios a su marido gruñón: -¡El niño se ha tragado las cerillas! -Pues coge mi mechero y déjame tranquilo.
 
64. Un chaval tapa con sus manos los ojos de una chica y le dice: -Si no adivinas quién soy, me tendrás que dar un beso. Te doy tres oportunidades. -Eres… Cristóbal Colón. -No. -Pues… eres Julio César. -No. -Pues tienes que ser Napoleón. -No. -Pues entonces te tendré que dar el beso.
 
65. Increíblemente a punto de cumplir las bodas de plata, la mujer le pregunta al marido sobre qué le regalaría. -Tal vez un viaje a Japón. La mujer toda sorprendida dice: -Guau, parece que ya no eres tan tacaño como en nuestra boda, si llegamos a las de oro ¿qué harás entonces? -Tal vez te vaya a buscar.
 
66. El marido gruñón le dice a su mujer: -Confiesa que quieres más al perro que a mí. -¡Qué pesado! Te he dicho mil veces que os quiero igual a los dos.
 
67. Cariño, llevamos casados más de 10 años y aún no me has comprado ningún reloj… -¡Anda! Pues porque llevamos 10 años casados y nunca me has dicho que tuvieras una relojería!!
 
68. Mi amor, ¿qué me vas a regalar por mi cumple? -¿Ves ese coche que está allí! -¡Sííí! -Bueno, pues una licuadora del mismo color.
 
69. Era un tipo un poco cortito que pasó un año fuera de casa trabajando en una plataforma. Finalmente regresa a casa y su mujer lo sorprende con un hijo negro. -¿Esto es normal? Los 2 somos blancos. -A ver, el niño nació blanco pero como yo no tenía leche le dió de mamar a una chica que resultó ser de color y después de eso el niño se puso negro. El tipo no estaba muy conforme y decidió consultar con su madre que le dijo: -Eso puede ocurrir y tu eres un ejemplo. Cuando eras bebé te dí leche de vaca y ahora mira que buenos cuernos te están saliendo…
 
70. Un marido algo tonto le dice a su mujer: -Fíjate si es chulo el butanero que dice que se ha acostado con todas las mujeres de esta casa menos con una. -Sí, es la imbécil del tercero, responde la mujer.
 
71. Pepe, dime algo romántico -le dice la chica al chico. -¡El acueducto de Segovia! -Románico no Pepe, ¡romántico!
 
72. Esto era un cateto que llega a un motel en una carretera con una mujer y pide una habitación para la noche. Cuando tiene que firmar en el registro hace una equis, pero luego se queda pensando por un momento y decide añadir un círculo alrededor de la X. El recepcionista se queda un poco extrañado por el círculo, y le dice al cateto con cara de complicidad: -Es curioso, nunca había firmado nadie con una X y un círculo. -Ya… pero es que -guiñando un ojo- ésta no es mi esposa, así que no quiero poner mi firma verdadera, ¿entiendes?
 
73. Una pareja de tontos llega a casa tras la boda, por supuesto sin tener ni idea que es eso de hacer el amor, así que el marido llama por teléfono y le pregunta a su padre qué es lo que tiene que debe de hacer, y el padre le dice: -Tú tranquilo hombre, es fácil, sólo debes de meter esa cosa con la que juegas a menudo en el lugar donde tu mujer hace pipí. -¡Todo bien papá, entendido!. Y entonces tiró la consola al retrete.
 
74. Hola cariño, ¿me engañas con otra? -Mmmmm bueno, vale.
 
75. Escúcheme bien, amigo mío: su salud es muy escasa. De hoy en adelante, va a tomar muy poco alcohol y como máximo cinco cigarrillos al día. ¿Y cómo anda sexualmente? -Tres veces por semana: lunes, miércoles y viernes. El miércoles tendrá que borrarlo de la lista. -¡Imposible! ¡Es el único día que estoy en casa… Mi esposa me mataría!
 
76. Durante una representación sagrada en una iglesia, un joven ha de colocarse en la cruz para representar a un mártir. Pero como no se encuentra una túnica, se decide cubrirle con un trozo de papel. La iglesia se encuentra llena de fieles, entre ellos la novia del joven. Esta enseña a fondo su escote, con lo que el joven puede admirarlo, desde arriba, mejor que nadie. En un determinado momento, los fieles escuchan al joven crucificado gritar enloquecido: -¡Marta, Marta, márchate… te lo suplico …! ¡El papel está a punto de romperse.!
 
77. Delante de la puerta del Cielo hay una cola de mujeres casadas. San Pedro las dice a todas: -¡La que haya sido infiel a su marido, qué levante el brazo derecho…! Todas levantan el brazo, menos una. -¡Venga, entrad de una vez! ¡Y que do de vosotras se hagan cargo de la sorda!
 
78. Tras casi 50 años de matrimonio, él marido se muere, y apenas pasó tiempo cuando a ella le llega la hora. Estando en el cielo finalmente ella lo encuentra, y muy entusiasmada se acerca y le grita: -¡Al fin! ¡Volvemos a encontrarnos en el camino! El marido contesta: -¡Bueno bueno, para el carro! Que yo sepa lo acordado era: hasta que la muerte nos separe!
 
79. Había una pareja de mediana edad que tenían dos hermosas hijas adolescentes. La pareja decide intentar una última vez por el hijo varón que siempre quisieron. Después de intentarlo por meses la esposa finalmente quedó embarazada y dio a luz un saludable varoncito 9 meses más tarde. El jubiloso padre corrió a la clínica a conocer a su nuevo hijo. Al mirarlo se horrorizó ya que el niño era el bebé más feo que había visto en su vida. Fue a ver a su esposa y le dijo que no había manera de que él fuera el padre de ese niño. -Mira las 2 hermosas hijas que hice anteriormente, luego la miró desconfiado y le preguntó ¿me has engañado? La esposa sonrió dulcemente y le dijo: -Esta vez no mi amor.
 
80. Una muchacha tirolesa se casa con un montañero poco educado. Y ésta decide que sus modales deben mejorar. Durante toda la fiesta que sigue a la ceremonia nupcial, está pisando los pies a su esposa continuamente, con el fin de que le repita cómo debe comportarse. Cuando todo termina, se van a la cama. El palurdo se mete debajo de las sábanas, y se queda un momento en silencio, dudando sobre lo que debe hacer. Al final, se dirige a su mujercita diciendo: -Por favor, ¿me prestarías un rato tu cosito?
 
81. La mañana siguiente de la noche de bodas el esposo se acerca a la ventana y exclama: -¡Qué día más bueno! Y la esposa suspira: -Sí, en efecto: ¡pero yo preferiría que siguieras buscando las bondades aquí dentro!
 
82. Una pareja que lleva casada desde hace muchos años ha estado sin hijos hasta que, inesperadamente, ella se queda embarazada, y en su fecha debida da a luz un niño con los cabellos tan rojos como el fuego. PEro lo singular es que, tanto el marido como la mujer, es que sus padres son morenos. Así que el marido, mosqueado, se va a consultar a un médico. Este le formula una serie de preguntas, hasta que llega a la frecuencia de las relaciones sexuales: -¿Lo hacen semanalmente? -No. -Entonces será mensualmente, ¿no es cierto? -No -¿Acaso dentro de un plazo de tres meses? -No -¿Quizá cada año? -Sí, más o menos. -Ya lo tengo -admitió el doctor, sonriendo. -No hay duda: ¡Esos cabellos de su hijo se deben al óxido!
 
83. Marido y mujer deciden regalarse con una semana de vacaciones, pero cada uno por su lado. El hombre va al mar, y la mujer a la montaña. Cuando vuelven a encontrarse, se confían sus experiencias. El marido admite haber asistido a una fiesta, en la que la dueña era bellísima y el esposo un borracho. Por lo que, dado que la ocasión hace ladró al más honrado, se encontraron en la cama. Después sigue: -Estaba desnuda, sus ojos eran lánguidos, y yo la miraba. Todo era maravilloso. De repente me acordé de ti. ¡Cogí mi ropa y me marché! Su mujer la mira irónicamente, suspira y confiesa: -¡Qué afortunado has sido tú, querido! A mí no me ha sucedido lo mismo, ¡pobre de mí!, porque cuando quise coger la ropa, para escapar, ¡aquel pedazo de hombre que se encontraba encima de mí no me lo permitió…!
 
84. El tío Hector hace unos comentarios bastante humillantes sobre su pobre mujer, la tía Ofelia, y una señora comenta: -Si mi marido dijese de mí esas cosas en público, ¡le aseguro que se la cortaría! Tía Ofelia responde: -¡Pues yo no: me sirve a mí más que a él!
 
85. Amor, amor. -¿Qué quieres ahora cielito? -Me parece que voy a tener un hijo? ¿Qué quieres que sea? -Un chiste.
 
86. La joven esposa está indignada con el maduro marido durante la noche de bodas. -¡Yo a ti empiezo a no comprenderte! -explota muy encolerizada-. Durante las pruebas realizadas durante esta semana, especialmente antes de ayer, ayer y esta misma mañana, has funcionado de maravilla; entonces, ¿por qué te has quedado sin gas en este preciso momento?
 
87. El viajante de comercio está a punto de marcharse una vez más. -¡Qué vida esta, querida: siempre de aquí para allá, y cada noche en una cama diferente! Y la mujer se le une pesarosa: -¡A quién se los vas a decir, cariño, a quién se lo vas a decir… !
 
88. Marido: -Era un idiota cuando me casé contigo. Esposa: -Es verdad, pero yo era demasiado vanidosa para darme cuenta.
 
89. María y Esteban llevan casados desde hace veinte años. Después de una velada en la ciudad, regresan a casa. Ella se viste con un nuevo y transparente camisón, y él se pone un pijama de seda. Los dos se van a la cama. Después de una hora de permanecer echados, en silencio, uno junto al otro, María pregunta: -Esteban, ¿ni siquiera consigues recordar cómo se hacía … ?
 
90. Un viejo se casa con una espléndida muchacha, y su hermano le envía una escopeta como regalo de bodas. Creyendo que es un error, ya que no le gusta la caza, el viejo esposo va a cambiarla por un reloj de plata. Después cuenta el hecho a su hermano, recalcando: -El reloj me será muy útil: sabré cuando he de abrir el negocio por la mañana, y cuando debo cerrarlo para correr a casa, juntoa mi bellísima mujercita. Su hermano concluye: -Y cuando llegues a casa y te encuentres a tu mujer con otro, podrás sacar el reloj y decirles: «se acabó vuestro tiempo de diversión»
 
91. El señor Rossi recibe una carta anónima: ‘Estimado señor Rossi, mañana a las nueve de la noche en punto, su mujer le pondrá los cuernos. Firmado: un amigo.’ Y el señor Rossi, muy tranquilo y nada enojado, murmura en voz baja: -¡Pobrecito, otro que se hace ilusiones con la puntualidad de mi mujer!
 
92. La mujer de un viajante solicita el divorcio. Su motivo: sospecha de infidelidad. Cuando el juez le pide que se explique mejor, ella contesta: -Cada vez que mi marido regresa a casa, después de sus largos viajes, me pellizca en un mejilla y me pregunta: «¡Hola, belleza! ¿No nos hemos encontrado tú y yo en alguna otra parte?»
 
93. Un tipo que tenía continuas peleas con su mujer. Cuando vuelve a casa por la noche, decide hacer las paces. La encuentra inclinada en la bañera, lavándose. Y la toma con dulzura por los senos, la besa en el cuello… ¡Y ella comienza a llorar! -¿Qué te pasa? -pregunta él-. ¿Te disgusta aún lo que nos hemos dicho esta mañana? -No es eso -responde ella-. Es que la cuerda de tender se ha roto y he tenido que lavar otra vez toda la colada; el niño tiene el sarampión; y ahora tú llegas a casa borracho…
 
94. En el abrazo, antes de separarse, el viajante pregunta a su esposa: -¿Me prometes que o me traicionarás mientras yo esté lejos? -Claro que sí, Pierre… Digo, Jean Paul… Digo, Charles…
 
95. Miguel se muestra orgulloso de su pequeño utilitario, en el que ha llevado a su novia. Los dos llegan al campo. Después de un largo viaje, ella sale lánguidamente hacia un bosquecillo. Notando que él no la sigue, se vuelve y le anima: -Date prisa en salir antes de que se me pasen las ganas. Miguel se esfuerza inútilmente y , luego, reconoce: -¡Hasta que se me pasen las ganas, no voy a poder salir de aquí dentro …!
 
96. Un hombre es condenado a prisión por haber mantenido relaciones sexuales con el cadáver de su propia mujer a las poca horas de la muerte. Cuando el juez le pregunta qué puede alegar en su defensa, el hombre declara muy seguro: -Honradamente, su señoría, no sabía que Ethel estuviese muerta. ¡Si siempre ha estado así durante nuestros doce años de matrimonio!
 
97. Una tarde, un comerciante va a Londres por primera vez, y le gusta tanto que decide quedarse a pasar unas vacaciones. Telegrafía a su socio: «Reúnete conmigo para un alegre fin de semana. Trae a mi mujer y a tu amante.» El socio le telegrafía como respuesta: «Vamos en seguida… Pero ¿desde cuándo sabes tú lo nuestro?»
 
98. Un viajante de comercio regresa un día ante de lo anunciado a su casa. Su esposa ya se encuentra en cama. La ve muy nerviosa. Rápido se desnuda, y pretende colocar su traje en el armario ropero. Pero, cuando abre la puerta, se tropieza con un muchacho desnudo que está escondido en el fondo,. Furioso, grita a su esposa: -¿Cuántas veces te he de decir que coloques a tus amantes en tu armario, y no en el mío?
 
99. El señor Gutiérrez se marcha a París. Su esposa le acompaña hasta el aeropuerto, y cariñosamente le hace oír el último consejo: -Querido, no gastes tu dinero en cosas que puedes tener gratis en casa…
 
100.Juan y Lolita son novios, y van a casarse dentro de unos días. Pero Juan se propone anticipar los acontecimientos. -Anda, amor mío, sé mi mujer desde esta misma noche… -¡No, querido, no! En primer lugar, soy una muchacha formal; además, siempre me duela la cabeza después de eso…
 
101. Carmen Sevilla hace treinta años que encontró la fórmula de la felicidad para todo el mundo: -Todas las mujeres tienen que casarse. Los hombres… ¡No!
 
102. Una pareja hablando: -Amor,ahora te llamaré Eva, por ser mi primera mujer. -Y yo dálmata, por ser mi novio número 101
 
103. Una chica está con su novio comiendo en un restaurante y ve a una cucaracha en su plato. -¡Por favor camarero!, ¡quíteme este animal de aquí! Y el camarero sacó a patadas al novio.
 
104. Entre dos amigos. -¿Por qué te pusieron ese ojo morado? -Por haber besado a la novia después de la boda. -Pero hombre… si eso lo hace todo el mundo. -Es que yo lo hice dos semanas más tarde.
 
105. Dos montañeros se encuentran en la cumbre. -Yo he venido por mi gran amor a la naturaleza. ¿Y usted? -Porque mi mujer está aprendiendo a cantar.
 
106. Yo me mato trabajando mientras tú holgazaneas. ¿Conoces la fábula de la cigarra y la hormiga? -Sí, pero no está bien que la recite mientras tú trabajas.
 
107. Un chaval de quince años envía un ramo de flores a su primera novia, con una nota que dice: «Con todo mi amor y con todos mis ahorros».
 
108. Llega un joven al café con un ojo hinchado y cerrado. -¡No volveré a besar a mi novia! -¿Os enfadasteis? -No. Es que tiene la nariz tan larga, que cada vez que la beso me la mete en un ojo.
 
109. En un ascensor van el marido, la mujer y una imponente rubia. De pronto la rubia abofetea al marido, gritándole: -¿Cómo se atreve a pellizcarme? Al salir del ascensor, el marido se disculpa ante su mujer: -Te juro que yo no la pellizqué. -Ya lo sé, fui yo.
 
110. La esposa ve la televisión y el marido, mientras tanto, ojea varias revistas de desnudos. Y así lleva un rato, hasta que ella le dice: -Deja ya eso, si no te gusta. -¿Por qué lo dices? -Porque llevas una hora murmurando: «¡Qué inmoralidad!», «¡qué mal gusto!»
 
111. Falta poco para la ceremonia nupcical. El novio se muestra preocupado. Un amigo le pregunta: -¿Pasa algo malo? ¿Perdiste el anillo? -No, perdí el entusiasmo
 
112. Dando el pésame a la viuda: -No sabe cuánto lo siento, señora. ¿Y llevaba mucho tiempo sufriendo? -Sí, desde que nos casamos.
 
113. El marido fue de visita a Grecia y le escribió así a su mujer: «¡Si supieras cómo pienso en ti cuando contemplo estas ruinas…!»
 
114. ¡Es usted bellísima, encantadora, fascinante! -Qué casualidad… es lo mismo que me ha dicho Luis. -Oh, no le haga usted caso. Es un mentiroso.
 
115. Un vendedor de puerta a puerta llama a una y sale una señora con cara de pocos amigos. -¡No compro nada! Y si lo que vende es para hombres, menos; a mi marido rara vez lo veo. -Lo comprendo, señora, lo comprendo.
 
116. El manager del boxeador le dice al empresario: -Mi pupilo no sirve para peleas cortas. Él necesita de 12 rounds para arriba. -Pero comprenda que yo no puedo darle una pelea de 12 rounds a un principiante. Tendrá que empezar con una de 6. Se presenta el boxeador y le noquean en el primer round. Entonces el representante le dice al empresario. -¿Lo ve? Ya le dije que no servía para peleas cortas.
 
117. Un hombre ya mayor va a la consulta de una experta en cuestiones sentimentales con la intención de exponerle el problema que le preocupa. -Mire, yo tengo 60 años y estoy perdidamente enamorado de una chica de 18. ¿Cree usted que ella me aceptaría si yo le dijera que, en vez de 60, tengo 50? ¿Tengo alguna posibilidad? -Depende… ¿Es usted rico? -Bueno he juntado algunos millones. -En ese caso, le aseguro que todo está resuelto. -Entonces, ¿le diré que tengo 50 años? -¡Al contrario, le dirá que tiene 80!
 
118. Un matrimonio celebra sus bodas de plata con una fiesta y muchos invitados, pero el marido está en un rincón, solo y triste. Un amigo le pregunta: -¿Qué pasa? ¿Por qué estás tan triste? -Es que a los cinco años de casados pensé en asesinar a mi mujer, pero el abogado me dijo que pasaría veinte años en la cárcel. -Bueno… ¿Y qué? -No puedo dejar de pensar en que si lo hubiera hecho… ¡esta noche yo sería un hombre libre!
 
119. Un marido le dice a su mujer: -Quisiera pasar las próximas vacaciones en un lugar en el que jamás haya estado antes. -¿Qué te parece la cocina?
 
120. El marinero recién casado, señalando a su esposa el lecho nupcial, le dice: -¿Qué lado prefieres: babor o estribor?
 
121. ¿Por qué el matrimonio es igual que el divorcio? -Porque los dos empiezan cuando un hombre encuentra a una mujer que realmente le entiende.
 
122. El muchacho le dice a su celosa novia: -Eres la séptima maravilla del mundo. -Te creo, pero no vayas a irte con las otras seis.
 
123. El hombre afirma que la mujer es su peor enemigo, pero no deja de dormir con el enemigo, aunque hay quienes prefieren dormir con un amigo.
 
124. ¿Qué es bueno para la caída del pelo? -La resina. -¿La resina del árbol? -No, la resignación.
 
125. La mujer es también amor y paz, pero si el hombre le declara la guerra, pierde a la mujer, pierde la guerra y pierde la paz…
 
126. La esposa le enseña al marido su nuevo sombrero. -¿Qué te parece? -¡Nunca pasará de moda! Ella dice encantada: -¿Tú crees? -Sí, aunque pasen los años siempre será igual de ridículo.
 
127. Al morir la esposa, pidió al marido que grabara en la lápida esta inscripción: «Te espero». Varios años después murió el marido y dispuso que se grabaran en la lápida estas palabras: «Ya estoy aquí»
 
128. Pregunta ella: -Amor mío, ¿qué harías si yo me muriera? -Me volvería loco. -¿Te volverías a casar? -No, eso ni estando loco.
 
129. ¿Usted cree que hay algún matrimonio feliz? -¡Cómo no!, yo ya llevo cinco.
 
130. Un chico que nunca se bañaba, el día de su boda decide hacerlo antes de ir a la iglesia. Al ver tanta gent en los baños públicos, se dice: -¿Será casualidad que también estos tipos se casen hoy?
 
131. Papá, ya no puedo aguantar más a Enrique. Quiero divorciarme. -Tendrás que esperar. Yo no puedo pagar ahora gastos de divorcio mientras no haya acabado de pagar los de tu boda.
 
132. Una chica escribe a su novio: !Aquí en la capital lo paso estupendamente, de fiesta en fiesta, de amigos en amigos. Me hacen falta unos días de aburrimiento, ¿por qué no vienes a verme?»
 
133. En pleno desierto se estropea el coche de una pareja. Él se dirige a una caseta telefónica que ve a distancia, y al rato vuelve y dice a su novia: -Dice la operadora que debe de ser un espejismo, porque aquí no hay ningún teléfono.
 
134. Un hombre llora en la tumba de otro. -¿Por qué te fuiste? ¿Por qué abandonaste este mundo? ¿Por qué? Un guarda le pregunta compadecido: -¿Era su pariente? -No. Fue el primer marido de mi esposa.
 
135. En la noche de bodas ella confiesa: -Tengo que decirte que mi dentadura es postiza, que tengo un ojo de cristal y una mano artificial. -¿Entonces es que no tienes nada tuyo? Ella contesta: -Sí, un hijo, pero no me atrevía a decírtelo.
 
136. Sospecho que mi mujer me engaña con un amigo. -¿Por qué crees eso? -Porque hace una hora que se metieron en el mar y aún no han salido.
 
137. A uno que se iba a casar le dice su amigo: -No puedo felicitarte ni a ti ni a tu novia. A ti, porque no conozco a la novia, y a la novia, porque te conozco a ti.
 
138. Una señorita envió al Instituto de Grafología una carta de su novio para que estudiaran la letra y le dijeran qué carácter tenía. La respuesta firmada por la directora del Instituto decía: «Hombre flojo, hipócrita e irresponsable. Se lo digo yo por experiencia, porque es mi marido desde hace seis años.»
 
139. La esposa descubre al marido abriendo una carta. Nota que el sobre está perfumando, que la letra es de mujer y que él palidece al leerla. -¡Dame esa carta! -exclama en tono dramático-. Sé que es de otra mujer, te he visto palidecer al enterarte de su contenido. -Tienes razón. Toma, es la cuenta de tu modista.
 
140. El invitado llega muy tarde a la fiesta y la señora de la casa le dice: -Lo siento, pero las chicas bonitas ya se han marchado. -No importa, yo sólo venía a verla a usted.
 
141. Por fin te casaste con aquella mecanógrafa que era tu secretaria? -Sí, ahora es mi esposa. -Tengo entendido que a ella le gustaba darse la buena vida y gastar dinero. -Bueno, yo nunca le he prohibido que siga trabajando.
 
142. Una esposa hablando con otra: -El mes pasado jubilaron a mi marido. -Qué bien, así podrá estar en casa más tiempo. -Sí, ahora tengo doble marido con la mitad de sueldo.
 
143. Cuando los novios llegan ante el altar, el novio nota que ella está terriblemente nerviosa. Queriendo aliviar la tensión, le sonríe con dulzura, y acercándose a su oído le dice: -Con que estrenando vestido, eh?
 
144. Un hombre ya mayor y sin atractivo, pero con mucho dinero, acaba de declararse a una joven ambiciosa. Ella contesta: -Déjeme pensarlo, no puedo decirle que no tan a la ligera.
 
145. El marido moribundo: – Margarita, en este instante supremo te pido que me digas si alguna vez me engañaste. -Ay, no. ¿Y si después no te mueres?
 
146. ¿Qué hace una mujer cuando queda viuda? – Doma a otra bestia
 
147. El matrimonio vuelve a casa después de un viaje de ida y vuelta, y el marido comenta: -Es curioso, a la vuelta hemos tardado mucho menos que a la ida. -¿No será que te has saltado todos los semáforos?
 
148. Señorita, debo decirle que estoy profundamente enamorado de usted. Me llamo Perico Pérez y gano 3000 euros al mes. La chica hace ver que lo piensa, y enseguida pregunta: -¿Cuánto dijo dijo usted que se llamaba?
 
149. La esposa enseña a su marido un sombrero nuevo que acaba de comprar. ¿Es bonito verdad? Me costó 60 euros. -¿60 euros? ¡Esto me parece un crimen! -Pues que el crimen recaiga sobre mi cabeza.
 
150. Marido a mujer: -Antes de casarnos, prometiste que cuidarías de mi ropa. -Y tú prometiste que me llevarías al teatro una vez a la semana. El hombre desvía la mirada y comenta a media voz: -Ya veo, sólo fueron promesas de campaña electoral.
 
151. Yo afirmo que ningún hombre, después de casado, se porta con su mujer como lo hacía antes de casado. -No estoy de acuerdo, porque yo me sigo portando igual. Verás. Cuando éramos novios, yo me pasaba horas enteras frente a su casa, viendo su sombra entre las cortinas y sin atreverme a entrar. Ahora, al cabo de seis años de casados, vuelvo a hacer exactamente lo mismo.
 
152. La mujer al marido: -Deberías tomar ejemplo de nuestros vecinos, ¿has visto cómo él besa a su mujer todos los días cuando llega del trabajo? Tú deberías hacer lo mismo. -Ya lo intenté, pero me dio una bofetada.
 
153. La esposa al marido: -¿Por qué no viniste anoche? -Es que perdí las llaves y no quise molestarte. -¿Con que perdiste las llaves, eh? -Sí. ¿Te encontraste muy sola? -No. Afortunadamente otro señor las encontró.
 
154. Hola, Pepe, ¿qué haces aquí en la capital? Es que me acabo de casar y he venido en viaje de novios. -¿Y tu mujer? -Ella se quedó, dice que ya conoce Madrid.
 
155. Un nuevo rico va por primera vez a la ópera con su mujer. Y llegando al final, le dice al oído: -Al principio cantaban uno a uno, pero se ve que como se está acabando el tiempo, ahora cantan todos a la vez.
 
156. Eran dos enamorados que se querían mucho, cuando él estuvo cinco años de viaje, le escribía todos los días, mañana y tarde. -¡qué constancia! ¿Y ella acabo casándose? -Sí, con el cartero
 
157. Una señora presenta su demanda de divorcio, y a los pocos días su abogado le dice: -He hablado con su esposo, y puedo asegurarla que él la sigue queriendo. A lo que ella contesta muy airada: -¡No lo dudo!¡Con tal de fastidiarme, este hombre es capaz de cualquier cosa!
 
158. Me pregunto quienes duran más años, si los solteros o los casados -Yo creo que más o menos da lo mismo, ahora bien, a los casados puede que se les haga más largo.
 
159. En la sala de espera de una maternidad, un joven acaba de ser padre y se desvanece. Mientras la enfermera le atiende, sale el doctor con el niño recién nacido y pregunta a la enfermera: -¿Qué ha sucedido? -Creí que me preguntaba la hora y le dije seis.
 
160. Ayer di el primer paso para el divorcio. -¿Qué hiciste? -Me casé
 
161. Lo quería entre otras cosas porque veían el cielo de noche juntos. -¿Aquella estrella es Venus? -No, Júpiter. -¡Caramba, qué buena vista tiene!
 
162. En una reunión social, una dama le dice a un caballero: -¿Así que sabe usted lo que estoy pensando en estos momentos? -Con total claridad. -En ese caso le ruego que me perdone
 
163. Mujer a su marido: -Ayer te vieron salir de una discoteca. -¿Y qué querías, que me pasara la noche allí?
 
164. Mi esposa quiere aprender a conducir. -¿qué tiempo necesitará? -Tres o cuatro. -¿Semanas, meses? -No, automóviles.
 
165. Un domingo el marido distraído se puso la bata de su mujer para abrir al lechero, y este le dio un beso. Y el marido le dice a su mujer: -Creo que la esposa del lechero debe de tener una bata exactamente igual a la tuya.
 
166. Muere el marido y en el cementerio un amigo reza por él diciendo: -Estamos aquí para despedir al gran a migo, al hombre honesto y cabal, lleno de cualidades y virtudes, al marido modelo, al padre ejemplar… Al oírlo, la viuda coge de la mano a su hija y murmura: -Vámonos, nos hemos equivocado de entierro.
 
167. ¡Señor, la señora se ha fugado con el chófer! -¡Oh no, qué mala suerte! ¿Ahora quién me va a llevar al golf?
 
168. Una señora a otra: Ayer tuve una fuerte discusión con mi madre. -¿Y ahora qué piensas hacer? -Volver a casa de mi marido.
 
169. Mi amiga le ha confesado todas las infidelidades a su marido. -¡Qué valor! -Déjate de tonterías… ¡Qué memoria!
 
170. Durante el ensayo de una ópera, el director le dice al tenor: -¡Quiero más pasión en el dúo, más ardor, más sentimiento!… ¿Es que nunca usted ha besado a una chica? -Sí, muchas veces, pero nunca cantando al mismo tiempo.
 
171. Una pareja va al aeropuerto a sacar el billete de avión, y el empleado le pregunta a la mujer: -¿Cuánto pesa usted? -¿Con o sin ropa? -Depende de cómo piense viajar.
 
172. Adán y Eva, al ser arrojados del paraíso: -No te pongas triste, cariño, de un modo o de otro saldremos adelante en nuestra nueva condición de exiliados políticos
 
173. Durante la noche la mujer oye ruidos en casa y despierta a su marido: – Creo que hay un ladrón en casa, dentro del armario. El hombre se levanta, sale de la habitación y vuelve con un martillo. La mujer le dice: -¿No será mejor con la pistola? -Eso lo veremos mañana. Por el momento, todo lo que voy a hacer es clavetear el armario.
 
174. ¿Qué es lo que más te gustó de la ópera? – Las aberturas, y a ti? – Los entreactos.
 
175. La pareja donde uno es terco y la otra con imaginación: -No me interrumpas cuando hablo… -Pues tú no hables mientras yo interrumpo
 
176. En la calle, una chica dice a su enfadado galán: -¡Infeliz, estúpido, maldito, retrasado…! Y responde él, en voz alta para distraer ala atención de quienes están oyendo: -¡Muy bien!, eso le dijiste a ese infame, ¿y qué te contestó?
 
177. ¿Para ti cuanto significa nuestro amor? -Mmmm pues la verdad nada -¿Por mi amor? -Porque es como el número cero -No entiendo amor -Sí, nuestro amor es sincero
 
178. Una señora va a hablar con un pintor para que le hiciera el retrato de su difunto marido. El único problema era que no tenía ninguna foto del marido… El pintor le pide una pequeña descripción y acepta pintarlo… A la semana siguiente el pintor le enseña el cuadro y la señora con lágrimas en los ojos dice: -¡Dios mio Manolo… en una semana como has cambiado!
 
179. Conversación de whatsapp: -Cariño, estás enfadada? (Escribiendo…) (Escribiendo…) (Escribiendo…) (Escribiendo…) (Escribiendo…) (Escribiendo…) -No.
 
180. Una viuda contrata a un medium y le pide ayuda para hablar con su difunto marido: -Antonio, mi querido Antonio ¿estás ahí? -Si querida, aquí estoy… -¿Y qué tal estás?¿Mejor ahí que en la tierra? -Pues si, la verdad es que muchísimo mejor -¿Ah si? ¿Y como es el cielo? -¿El cielo? ¡Pues no se! Yo estoy en el infierno!
 
181. Llega un matrimonio a una terapia de pareja y le dicen al recepcionista: -Buenas tardes, venimos por lo de la terapia de pareja… -Muy bien, lo primero es aparcar las diferencias… -¡Eso ya lo hago yo! ¡Que ella no sabe conducir!
 
182. Dos amigos: -¡Cuanto tiempo Manolo! -Ya te digo! ¿Dónde has estado? -Pues fuí a la India y ahora estoy saliendo con una chica hindú… ¿Y es guapa? -Si, tiene su puntito…
 
183. Una pareja hablando por teléfono: -Cariño, por la mañana no puedo desayunar porque te echo de menos, al mediodia no puedo comer porque no se hacerlo sin tu compañía, a la cena no puedo comer porque te extraño y de noche no puedo dormir por… -¿Por lo mucho que me echas de menos? -No cariño, no puedo dormir por el hambre…
 
184. Llega una esposa del trabajo, y el esposo le dice: -¿Dónde está lo mas hermoso de mi vida? A lo que ella contesta: -La cerveza está en la nevera!
 
185. En una comida familiar: -Amor dile a mi madre lo que me dijiste anoche! -Eh… ¿que me pones muchísimo con el corsé negro? -No, lo de la boda idiota!!
 
186. Esto era un matrimonio de feos que iban a tener un hijo y cuando la mujer dio a luz el médico les dijo: -Si lo tiro al aire y vuela es un murciélago!
 
187. Estaba un hombre en el gimnasio todo apurado levantando pesas, se le acerca uno y le dice: -Oye, pero porqué haces pesas tan rápido? -Es que mi mujer me dejó y me dijo q no volvía hasta q no pudiera mantenerla a ella y a los niños…
 
188. Cariño, el otro día navegando escuché sirenas en el mar… -Oh, ¡Que hermoso! -De hermoso nada, que en el doble fondo del casco llevaba cien kilos de maria!

También te puede interesar Chistes de niños

Pin It on Pinterest